Posted inBlog / destination branding / diseño y creación de valor / gallardón / Madrid 2020 / marca medrid / olímpico

El logo de Madrid 2020

Lo de Madrid y sus logos no tiene nombre. Todo comenzó en 2005 cuando Gallardón decidió desarrollar la marca de la ciudad, tarea que asignaron a Landor. Lo que hizo bien el ayuntamiento de Madrid, que encargó el proceso al área que lideraba Miguel Angel Villanueva es no convocar un concurso de belleza. Eligió una empresa entre varias candidatas en base a su metodología y curriculum. Suelo decir que jamás me ha ocurrido que un cliente no encuentre nada que le guste una vez que nos ha contratado. Suele ocurrir lo contrario, más bien hay problemas para elegir entre las opciones que se presentan porque en el proceso intervienen varias personas.


Después de ese proyecto, Esperanza Aguirre encargó desarrollar la marca de la comunidad de Madrid. Grave error pues la audiencia de este tipo de “marcas destino” en general no diferencia entre “la ciudad de Madrid” y “la comunidad de Madrid”. Deberían haberse puesto de acuerdo y hacer una marca común, con algún elemento descriptivo verbal para diferenciarlas.

Además de eso se desarrolló aquella campaña de “la suma de todos” que también tiene su logo.

Adicionalmente a esto se desarrolló el logo de la candidatura de 2012 (una llamita), después el de la de 2016 (la mano) y ahora el de 2020 (las chanclas).

Madrid bien podría ser conocida como “la ciudad de los mil logos”.

El último disparate ilustra la incompetencia de las agencias de publicidad en materia de marcas y lo equivocados que están los clientes que confían en ellas para estos temas.
El logo original del estudiante que lo ha desarrollado es muy flojo, pero aun así es mejor que el que han anunciado, que ha sido “mejorado” por TAPSA (según el diario El Mundo).

La “mejora” ha consistido en elegir una tipografía diferente, cambiar los colores, recortarlo por abajo, y transformar los rectángulos en esos extraños arcos “achancletados”.

Con el recorte han conseguido disminuir la legibilidad considerablemente. Con el cambio de tipografía han conseguido escribir Madrid con acento en la i. Me cuesta creer que ese sea el punto de la i normal en esa Font. Y aunque lo fuese tendrían que haberlo retocado. Sólo les ha faltado poner Madrí o Madriz. ¿Pero es que nadie ha visto eso antes de dar el visto bueno?

La comunidad de diseñadores es muy criticona y siempre se despellejan los nuevos trabajos. Yo llamo a eso el síndrome del “no lo he hecho yo”. No es mi caso. Alabo el trabajo de Wolff Olins para AOL. Alabo el de Saffron para Litro. Pero no trago con los concursos de belleza no remunerados y/o juzgados por profanos. Personalmente he participado en la elección del logo de la reciente JMJ 2011. Tuvo algunas leves criticas y punto. Juzguen ustedes mismos.

Lo mínimo que hay que hacer cuando se crea una marca es crearla de forma cuidada y profesional. Ya se encargarán de destrozarla las agencias. Y si no pregunten a Gallardón qué ha hecho con la marca que le dieron.