Romance Lingüístico-publicitario

Escribo yo este romance

Para una tarde matar

Por las cosas que me atacan

En ciertos modos de hablar.

En la tele y en la radio

Y en la prensa sin parar

Dicen cosas sin sentido,

También en publicidad.

Se ve que no han estudiado,

Y si lo hacen, lo hacen mal.

Tampoco tiene disculpa

Quien no lo ve al revisar.

Comienzo con una norma

Que todos aplican mal,

Poniendo el imperativo

Con una erre al final.

¡Corred, comed y dormid!

Y no “¡Comer, dormir o estudiar!”

Con el “de que” nunca aciertan

Porque quieren evitar

El “dequeísmo” argentino,

En el fútbol, tan normal.

Porque “de que” está bien dicho,

De ejemplos hay más de un par,

“Darse cuenta”, “estar seguro”,

“Advertir” e “informar”,

por no citar otros tantos

que con “de que” siempre van.

Otra cosa que me mata

Cuando la oigo pronunciar:

Cierto modo de decir

El presente de “apretar”.

Cuando Pedro de la Rosa

Dice “APRETA” al comentar,

Se me suben los colores

Y no lo puedo aguantar.

En anuncios importantes

Que se deben revisar

Hay meteduras de pata

Que no deberían estar.

Por ejemplo, que “la Giga”

Que le ofrece Movistar

Debía ser masculina,

No Giga transexual.

Y también los de YAMÓVIL

No paran de machacar:

“son una de las empresas

que mas coches VENDEN”, ¡Ah!

¿Pero es que no se dan cuenta

sus copys al redactar

que sujeto y predicado

deberían concordar?

“Estallan las palomitas”

Vodafone quiere explicar

Para vendernos smartphones

Y su gran utilidad.                       (pronúnciese “vodafón” y “esmárfons”)

Dicen que el maíz explota

Como explicación genial

Dejándonos “ojipláticos”,

La duda sin aclarar.

Utilizar un sinónimo

Para la causa explicar

Es una majadería,

No un error gramatical.

Si tras este rapapolvo

Conseguimos mejorar

Daré este rato por bueno,

Un saludo, y ¡a mandar!

×

Comments are closed.