Soneto al cliente

Con muy buena intención y tomándonos la crisis con humor seguimos ejercitando la creatividad con un soneto que refleja nuestra realidad actual.
Te aprecio mucho, mi estimado cliente.
Aunque a veces ni cojas mi llamada,
ni elijas mi propuesta, tan currada
prometo ser por ti, siempre excelente.
No me olvido de ti, siempre en mi mente
Trabajando de forma acelerada
porque al de compras no le importa nada,
cada rebaja es un golpe en la frente.
Te toca sufrir; bajo presupuesto.
Te piden resultados sin demora.
Conoces tu trabajo, por supuesto.
No puedes darnos nada por ahora
Pero si tú nos llamas, vamos presto.
Hay aún quien las ideas valora.
×

Comments are closed.