La nueva imagen del BBVA, el traje del emperador.

Hace un poco menos de dos meses el BBVA anunció la renovación de su identidad que ha mantenido 30 años, aunque con algún cambio en el “look and feel”. Esta vez, finalmente han cambiado su logo.

Llevo un tiempo pensándome si escribir sobre ello, porque la verdad es que encuentro este trabajo muy por debajo de lo que se espera de una empresa como BBVA y de la consultora que les ha ayudado. Y les tengo cariño a ambos. A Landor porque los considero lo mejor del mercado, donde conservo amigos y porque para mi fue un orgullo dirigir su oficina en España. A BBVA porque su propuesta digital es la mejor del mundo, y también he trabajado para ellos, mejorando la interfaz sonora de la banca telefónica.

Este caso me recuerda al cuento de Andersen El traje nuevo del emperador (Keiserens nye Klæder), también conocido como El rey desnudo, en el que los pícaros Guido y Luigi Farabutto para estafar al rey le dijeron que podían fabricar la tela más suave y delicada que pudiera imaginar. Esta prenda, tenía la especial capacidad de ser invisible para cualquier estúpido o incapaz para su cargo. No había tal prenda. Se quedaron con el oro y las joyas que les dieron para confeccionarla e hicieron ver al rey que le vestían con esa prenda imaginaria. Nadie se atrevió a comentar nada hasta que un niño dijo “el rey está desnudo”.

Aunque ha habido algunas críticas al trabajo, (muchísimas menos que a la nueva imagen de correos, un trabajo notablemente mejor, pero que pagamos todos), éstas han sido muy leves. Si el trabajo de BBVA lo llega a hacer una empresa de menos relumbrón hubiera habido una lluvia de palos. Lo que pasa es que todos los blogueros a veces tan “cañeros” tienen miedo de criticar a los grandes, no vaya a ser que se les cierren puertas.

Para empezar, cuando hay una V y una A juntas, lo primero que se le ocurre al becario más junior es quitarle el palo a la A. Es un recurso, taaaaaaan viejo que aunque sólo sea por eso, Landor no debería proponerlo y el cliente no debía aceptarlo. Existen muchísimas marcas con las combinacionas AV o VA sin el palito de la A. Lo siguiente es que al levantar la A, se genera una sensación de inestabilidad muy incómoda y hace que la marca sea muy difícil de aplicar. Además, al subir la A se altera el “kerning” es decir, el espacio natural entre esa pareja de caracteres, la V y la A que se acercan más de la cuenta. No está del todo resuelto, y en el propio video de marca se presentan diferentes distancias entre la V y la A. Quizá producto de las prisas. (El interletrado de una tipografía, se llama “tracking”, pero a veces se altera en lugares que dejan espacios antinaturales como podría ser en la pareja “LT”.  Si no se alterase sería L T).

Por otra parte, Landor se ha copiado a sí mismo, porque ya utilizó el recurso de alterar la alineación de V y A, utilizando además una A sin palo, para la marca NAVBLUE, una empresa de Airbus. Además lo de que una marca es “más digital” porque la tipografía del logo es más sencilla es una gran falacia. Todos sabemos que una marca no es un logo, que hay mucho más y seguramente el “look and feel”, estilo fotográfico, tipografía, etc esté bien resuelto pero en lo que más se nota, se han equivocado.

Además han tardado mucho en aplicarlo en lugares tan sencillos como en la Web. Empresas con muchos menos recursos cuidan más estas cosas..

En este caso, y en mi opinión, Landor son los hermanos Farabutto y BBVA el emperador.

×

Comments are closed.