El logo de Google, las serifas, y el skeuomorfismo.

Tras las vacaciones, retomamos la actividad con optimismo y muchas ganas de nuevos y apasionantes proyectos. Y por supuesto hay que seguir con el blog que he tenido un poco abandonado últimamente.

Y ¿qué mejor para comenzar el curso que hablar un poco del nuevo logo de Google? Google es una empresa a la que el diseño de su logo y los cánones tradicionales del rigor en el uso de la marca le han importado bastante poco. Para ellos ha primado siempre la funcionalidad sobre la belleza. La forma de introducir la búsqueda o de presentar los resultados es absolutamente funcional aunque no bonita. Su única belleza radica en su sencillez. Respecto al logo, sus primeras versiones  eran realmente feas. Ha ido evolucionando con los años y siempre ha mantenido una tipografía con serifas.

evolucion logo google

Para los que no lo sepan, las serifas son esos pequeños “pedestales” y rayitas que tienen algunas tipografías y que ayudan a leer, especialmente en medios impresos. En las pantallas sin embargo, suele ser más fácil leer una tipografía sin serifas (sans serif). Y por fin, Google ha abandonado las serifas en su logo. Muchos dirán que lo han hecho para aumentar su cercanía, o el por el consabido argumento manido y aburridísimo de ser “más dinámicos”.

Nuevo Logo Google

En mi opinión por primera vez tienen un logo agradable. Admiro mucho a Google como empresa y su capacidad de innovación. Me da un poco de miedo todo lo que sabe de nosotros y cómo puede utilizarse. Y me gustó cómo han sido capaces de cambiar el logo cada día en su página en función de la efemérides o la actualidad, creando en el usuario la curiosidad de entrar cada día a ver el “doodle de Google” (el garabato de Google).

Respecto al logo es lógico tener una versión principal del mismo y esta vez está bastante mejor que las anteriores. La verdadera razón de la desaparición de las serifas puede tener poco que ver con las tendencias de diseño y mucho con la funcionalidad. Por ejemplo, cuando el tamaño del logo se reducía mucho como para presentarlo en algunos teléfonos móviles, la legibilidad era muy mala, y la propia empresa cambiaba su logo por una tipografía diferente. Además, en medios digitales cuando hay que representar las marca en un icono, se suele utilizar lo que se denomina “favicon” y en el caso de Google se usaba una G minúscula cuyas serifas molestaban bastante.

Favicon

Hay una razón adicional y es que las serifas de una tipografía no vectorial ocupan espacio de memoria y en el afán de optimizar ancho de banda esto también es un problema.  Por eso el nuevo logo es una tipografía vectorial escalable SVG (Scalable Vector Graphic).

Y por último, el nuevo logo está en la línea de la actual tendencia de diseño llamada “material design”. ¿Y qué es eso del material design? Pues es un diseño que elimina todo ruido innecesario, como degradados, sombras, formas que puedan distraer, usa colores planos y sencillos, etc.

Para que se entienda, es lo que hizo tan diferente al iOS7 de Apple cuando se lanzó. Y es lo opuesto al skeuomorfismo. Y ¿que es eso del skeuomorfismo? Pues es una forma de diseñar interfaces pensada en facilitar el aprendizaje intentando parecerse al objeto real al que se sustituye.

material-design

Por ejemplo, la aplicación iBooks “skeuomorfa” de versiones anteriores parecía una estantería donde se mostraban los documentos como libros y los PDFs como carpetas de anillas reales. La calculadora tenía los botones con sensación de relieve como las gozosas calculadoras HP de los 80. Así era el sistema operativo de los primeros Apple cuando la gente no sabía usar un ratón. Una vez que los usuarios aprenden se puede hacer todo más sencillo, ocupando menos recursos y quizá más bello según los cánones más minimalistas.

Skeuo

Lo que ocurre con el diseño material es que llevado a su máximo extremo puede ser confuso. Por ejemplo hay zonas de la pantalla que son “clickables” y no se sabe, como ocurre con el nuevo iTunes donde yo he tardado mucho en saber cómo llegar a la pantalla de control de la canción. Cuando los botones parecían botones todo era más fácil.

En diseño no creo que se pueda aplicar lo del café para todos. Hay diferencias culturales que hacen que lo bonito para unos sea horrible para otros. No hay mas que ir a un restaurante chino para entender lo que digo.

La tendencia actual del “material design” pasará y volveremos a ser menos radicales. No por seguir una tendencia al pie de la letra se diseña mejor. Un ejemplo es la evolución del logo de Rumbo que creamos a finales de los 90 con criterios “skeuomorfos” y ha sido aplanado, y en mi opinión estropeado por el exceso de ángulos. La opción plana (pero redonda) ya la barajamos en su momento y funcionaría muy bien ahora.

rumbo-logo

Por eso, lo importante no es ser un talibán en el uso de las tendencias sino estar al tanto de ellas y aplicar el sentido común y el buen gusto.

×

Comments are closed.