Apple, una marca ecosistema

El pasado día 9 de Septiembre Apple presentaba los nuevos iPhone 6 e iPhone 6 Plus. La verdad es que puede tacharse a Apple de no haber hecho nada especial con estos teléfonos. De momento ha traicionado su idea original y ha sucumbido a la demanda de pantallas grandes con el iPhone 6 plus, para hacer lo que llaman una phablet (vocablo que es una mezcla de phone y tablet) y que a mi me recuerdan a una tabla de planchar más que a un teléfono.

Tampoco tienen el esperado cristal de zafiro que muchos deseaban. El cristal de zafiro tiene una dureza 9 y solo lo raya un diamante, que no solemos llevar en el bolsillo (pero que es más fácil de partirlo si se cae al suelo). Finalmente han usado un cristal que llaman Ion-X Glass, y supongo que el nombre viene de “ion exchange” porque es un cristal endurecido por intercambio iónico (potasio en lugar de sodio). O sea, lo mismo que el Gorilla Glass que se estaba ya usando y que fabrica la empresa Corning. ¿Por qué lo han cambiado de nombre? Probablemente porque en el futuro se use una combinación de Ion-X Glass recubierto de zafiro que Apple ya ha patentado.

Para mi lo más interesante es el Apple Watch, que sí incorpora pantallas de zafiro (excepto en el modelo sport). Por cierto, no lo han llamado iWatch entre otras cosas por los problemas de oposición que podría poner Swatch, que tiene registrado “iSwatch”. Lo interesantede este smartwatch, es que confirma que Apple se ha convertido definitivamente en una marca ecosistema en la que vas entrando sin darte cuenta y que luego te inunda de productos muy bien integrados entre sí. El Apple Watch sólo funciona con los iPhone por lo que lo comprarán quienes usen uno.

devices_lyza

Es interesante pensar que el gran éxito de Apple se debió a la apertura a otros sistemas cuando hizo falta convencer a Steve Jobs de lanzar un iTunes para Windows. Sin ese paso, no se hubiesen vendido iPods a los usuarios de Windows y el iPod es el artífice del cambio de ser una marca de hardware a una marca de “dispositivos personales”. Gracias a eso, muchos como yo, que comenzaron con un iPod, luego tuvieron un iPhone, luego un Mac y un Apple TV, y ya es difícil dar marcha atrás. El iPod fue la puerta de entrada a la marca.

Aún no sabemos qué éxito tendrá el reloj, pero no estaría mal abrir alguna funcionalidad para que los que no tienen nada de Apple puedan entrar en la marca a través de ese gadget. Lo que han hecho muy bien para impulsarlo es cuidar extraordinariamente su diseño. Apple da tanta importancia al diseño industrial que ha fichado a una reconocida autoridad como Marc Newson dentro del equipo de su VP de diseño Jonathan Ive. Los tres modelos de reloj se pueden personalizar muchísimo, con correas para todos los gustos y muy bien pensadas. El video del Apple Watch es todo un ejercicio de estilo. Puede verse aquí (http://www.youtube.com/watch?v=a6CUWKWpFAs). Este nivel de personalización y diseño permite que los usuarios del Apple Watch no parezcan una panda de borregos robotizados sino que cada uno pueda tener un algo especial.

Estratégicamente me parece un acierto seguir apostando por el diseño y por los materiales de calidad e intentar abrazar a un cliente con tu marca en su día a día. No puede pretenderse ser una marca apropiada para todos. Android domina el mercado con un 85%, pero es mejor tener un 11% del mercado convencido al 100% de las bondades de una marca, que el 100% del mercado convencido al 11%.

×

Comments are closed.